El maní o cacahuate

Este sabroso fruto, es conocido principalmente como Maní en toda la región de Latinoamérica y como cacahuate en muchas otras partes del mundo. En fin, sea como quieran llamarlo,  es una legumbre de la familia de las Fabaceae y lo importante es que La Organización Mundial de la Salud (OMS) la incluye entre los alimentos recomendables “para una dieta saludable”, gracias a su contenido en proteínas y aminoácidos, minerales como el potasio, magnesio y el fósforo, vitamina E y ácido fólico. Entre los beneficios se menciona que mejoran la función del corazón, son activos en la lucha contra el cáncer, reducen el riesgo de Alzheimer, y colabora con la disminución del colesterol “malo”.

Ojo… Si bien se los considera saludables, hay que tener en cuenta que son un alimento muy calórico, lo que significa que tienen más energía por ración que la mayoría de otros alimentos. Por cada 100 gramos de maní obtenemos 567 calorías, por eso la clave está en consumir solo la porción diaria recomendada.

¿Pero cuál es la porción saludable por persona?
Expertos en salud sugieren que deberían ser alrededor de 30 gramos diarios. Esto equivale a entre 20 y 30 unidades aproximadamente.
El consumo de maní en Argentina está muy por debajo de esa cifra: sólo 240 gramos por persona por año. Lo que representa, un consumo menor a 1 gramo diario.

¿Cómo puedo consumir mas maní?

Una manera interesante de consumir éste rico alimento es mediante la mantequilla de maní, que es exquisita y se puede conseguir de muchas formas, como dulces, saladas, con chocolate, etc. Todas esas las podes encontrar en La Frijo, sin embargo si te animás, te dejamos la receta para que te hagas la propia casera

Mantequilla de maní

Ingredientes

  • 250gr de maní pelado crudo sin sal
  • 1 cucharadita de aceite
  • 1 cucharadita de azúcar (opcional)
  • Media cucharadita de sal (opcional)

Preparación

  1. Tostás maníes en una sartén a fuego medio durante unos 5 minutos. Tenés que revolver continuamente para que no se quemen (que no te pase porque va a quedar amarga).
  2. Pones el maní tostado en la licuadora o en un bowl/vaso para la minipimer. Agregá una cucharadita de aceite de oliva (también puede ser de girasol). Es solo una cucharadita ya que el maní también aportará sus aceites naturales
  3. Acá empezamos con las variantes. Pueden agregar una cucharadita de azúcar o miel, y una pizca de sal. Esto es a gusto, y es donde uno elige como la va a querer.
  4. Licuamos y empezamos despacio para romper el maní. Cada tanto vamos a parar la licuadora y separar la mezcla con una espátula o cuchara para ayudarla. Debemos repetir éstos pasos hasta que la mezcla quede totalmente cremosa (vamos a tardar aproximadamente 5 minutos). Ésta consistencia de crema de maní se la va a dar el propio aceite del maní.
  5. A enfrascar y listo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra