¿Qué pasa con el Aceite de Oliva y el Frío?

Si no lo sabías, el Aceite de Oliva reacciona de una forma muy particular con la presencia del frío, formándose pequeños grumos amarillos. A pesar de esto, podemos usarlo de todas formas.
 Esto se debe porque el aceite contiene una elevada cantidad de ácidos grasos monoinsaturados, y la importancia de su consumo es que se trata de un tipo de grasa cardiosaludable.
El aceite de oliva está compuesto en su mayoría por ácido oleico y su punto de fusión es de 13°C.
 La pregunta ahora es, ¿Por qué si ponemos el aceite de oliva en la heladera no se solidifica totalmente?
Esto se debe a que también está compuesto de triglicéridos que tienen una temperatura de fusión inferior al ácido oleico.
 Cuenta la leyenda, que para comprobar si un aceite de oliva extra virgen es bueno y 100% puro, hay que someterlo a la prueba de la heladera y dejarlo  unos días  y observar si se generan estos pequeños grumos.
 En La Frijolería  podes encontrar tres tipos de aceites de oliva extra virgen, el intenso, el intermedio y el suave.

¿Ustedes  qué  opinan al respecto?

¿Es cierto lo que cuenta la leyenda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra